21 julio, 2017

Mas Información

Así se usa… ¡y más!

Sus características básicas, sobre todo el no tener que hablar del problema, le permiten salir del consultorio y conducirse a espacios tradicionalmente no usados como es:

  • Las Empresas; donde siempre es posible ayudar con el bajo desempeño laboral ya sea por insomnio, ansiedad, agotamiento por estrés o Burnout, angustia, conflictos internos, fusiones, despidos, acoplamientos, bullying, depresión, autosabotaje entre otros.
  • En Coaching; en todo camino a seguir, siempre hay piedras que quitar, o dejar de arrastrar.
  • Los Deportes; (individuales y de equipo); cuando los nervios ganan, conflictos de equipo, envidias, resentimientos, miedo al ridículo y/o autosabotaje.
  • La Odontología; con esos pacientes que no quieren visitarles, o que sufren lo indecible, fobia a las inyecciones y más.
  • En Nutrición; aliviar la ansiedad y autosabotaje que impiden cualquier cambio de hábitos beneficiosos y que tal con la “Autoestima” que lleva a mejores resultados.
  • En Medicina; apoyando a cualquier tratamiento médico de cualquier índole para hacerle más efectivo más aún si es de origen psicosomático, o bien requiere ayuda emocional imprescindible. Así como apoyo al personal medico de carne y hueso.
  • En el Magisterio; es más fácil aprender sin estrés de ambos lados y sin miedo a examinarnos, más aun sin fobias heredadas a ciertas materias.
  • Sociedades Civiles y Altruistas; hay cargas pesadas y tristes por llevar que no son necesarias.
  • En la Espiritualidad; Dios se basta a si mismo… pero prefiere contar con uno.

 

Todo esto y más es que la hace ideal para los momentos que hoy vivimos y… URGE COMPONER DESDE EL CORAZÓN.


¡Porque arreglando lo EMOCIONAL, arreglas mucho mas!